Enter your keyword

Perspectivas económicas para 2017

Perspectivas económicas para 2017

Perspectivas económicas para 2017

En el artículo «Perspectivas económicas para 2017» publicado el 01/01/2017 en Revista 23, el periodista Pablo Galand cita la opinión de Martín Kalos, director de EPyCA Consultores.

 

En 2017, la actividad económica va a crecer pero muy poco. La inflación estará muy por encima del 17% anual que fijó el Gobierno en el Presupuesto, lo mismo que el déficit fiscal. El paraguas puede seguir guardado porque para la “lluvia de inversiones” pronosticada por el Gobierno habrá que seguir esperando al menos un par de semestres más. El salario difícilmente recupere algo del poder adquisitivo que perdió el año pasado y la deuda externa va a seguir creciendo y a un mayor costo. Esas son las conclusiones que dejan los testimonios de cuatro economistas de diferentes tendencias, consultados por Veintitrés, a la hora de trazar una proyección de lo que puede pasar con la economía el año que viene.

Martín Kalos, director de EPyCA Consultores, no duda que la inflación a lo largo de 2017 rondará el 24-25%. «Después de un año en el que trepó al 40%, no veo por dónde el Gobierno puede llegar a bajar tan abruptamente la aceleración de precios”, indica. “Tarifas energéticas, combustibles y salarios son variables que ya sabemos que van a estar por encima del 17% que pregona el Gobierno”, completa.

Para Kalos, el PBI crecerá el año que viene entre un 1 y un 3% pero de acuerdo al índice que se alcance, el cambio no va a ser sólo cuantitativo sino también cualitativo. “La diferencia entre un 1% y un 3% determina si se va a generar o no empleo y crea la perspectiva a largo plazo para que lleguen inversiones después. Si se crece un 3%, el mensaje que da el Gobierno es: ‘hicimos un ajuste pero pusimos al país en crecimiento’. Si se crece un 1%, los inversores van a seguir esperando a ver qué pasa”, indica.

Con respecto a las inversiones, Kalos entiende que pueden llegar a ser significativas “en nichos específicos como energías renovables o en telecomunicaciones y minería, en la medida que el Gobierno vaya sacando licitaciones”, sostiene. Sin embargo, señala que “no va a ser suficiente en la magnitud que se necesita para reactivar la economía. Con el alto grado de capacidad instalada ociosa que hoy muestra la producción, no hay necesidad de inversión en el corto plazo”, afirma.