Enter your keyword

Balance: la deuda en los dos años de gestión de Macri

Balance: la deuda en los dos años de gestión de Macri

Balance: la deuda en los dos años de gestión de Macri

En El Cronista Comercial, Estefanía Pozzo cita a Martín Kalos, director de EPyCA Consultores. La nota completa puede leerse aquí.

 

Martín Kalos, economista y director de EPyCA consultores, asegura que, con el arreglo de los holdouts, la administración de Cambiemos “terminó el proceso que había empezado el kirchnerismo de ir resolviendo los frentes que tenía abierto el Estado nacional desde el default declarado por Rodríguez Saá en 2001”. 

“El kirchnerismo había arreglado los juicios ante el CIADI, los que la misma administración había generado como el de Repsol por el 51% de YPF, estaba en tratativas con el FMI y había hecho la reestructuración de los títulos por el 93% de toda la deuda defaulteada. Quedaba un 7% de holdouts, incluyendo los fondos buitre, que Macri logró cerrar y esto le da previsibilidad al Estado argentino, porque demuestra capacidad de repago al no tener juicios en contra. Esa previsibilidad de la capacidad de repago es lo que le permite a Macri, desde entonces, tomar deuda como nunca antes en la historia argentina”, analiza Kalos. 

 Kalos, director de EPyCA: el endeudamiento neto nuevo de los últimos dos años es fenomenal y nunca antes visto en la historia argentina

 

Martín Kalos, por su parte, señala que el nivel de endeudamiento actual “en sí no es preocupante” pero marca que “sí es cierto que el problema es la perspectiva”.

El director de EPyCA asegura que el aumento de la deuda comienza a tener cada vez más importancia en los gastos del Estado, debido al peso de los intereses en el presupuesto. Esto, a su vez, obliga a ajustar aquellos gastos que el Gobierno considera desequilibrantes, algo que en la historia de la Argentina reciente tuvo resultados muy traumáticos en términos sociales. Un ejemplo actual es el cambio de la fórmula del aumento de las jubilaciones, con la cual el Estado dejará de pargar 100.000 millones de pesos en estas prestaciones sociales.

“Los intereses en 2015 equivalían al 1,4% del PBI y en 2018 van a equivaler al 2,3%. Esto qué significa que más plata que podría destinarse a otros gastos, tiene que usarse a solventar el pago de los intereses de la deuda tomada. El problema es cuando esto empieza a requerir que otros gastos se hagan más chicos para poder pagar la deuda, algo que ya pasó en la historia argentina”, señala Kalos.